Este proyecto se inicia con una casa de la que salen hilos metálicos que recorren la pared –dibujando en el aire– y nos dirigen a distintos caminos o trayectos planteando diferentes formas de contemplación que conducen a universos fragmentados. Son obras realizadas en metacrilato, cartón o papel en las que los cortes, surcos u óvalos aparecen suspendidos, grabados o enrollados. Siluetas que sugieren tentetiesos, nidos, crisálidas, peonzas, rostros…, dibujadas con múltiples líneas blancas, como hilos en el aire, que apresan, enrollan o agarran.

Le doy gran importancia a la luz, una luz centrada en las obras dejando grandes espacios en penumbra. Una luz que dibuja sombras, que cambian a su vez con el movimiento de la luz. Una luz que deja un rastro, marca un camino, crea una atmósfera…

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now